Muro de Berlín

La construcción del Muro de Berlín y, especialmente su caída, han formado parte de los momentos más importantes de la historia del siglo XX. Este muro dividió Berlín en dos partes durante 28 años, separando a familias y amigos.

Al finalizar la II Guerra Mundial, Berlín quedó dividida en cuatro sectores de ocupación: soviético, estadounidense, francés e inglés. Las malas relaciones entre los comunistas y los aliados fueron creciendo hasta llegar al punto en que surgieron dos alemanias. En 1949, los tres sectores occidentales (estadounidense, francés y británico) pasaron a llamarse República Federal Alemana (RFA) y el sector oriental (soviético) se convirtió en la República Democrática Alemana (RDA). Berlín quedó dividida y se crearon 81 puntos de paso entre las dos zonas de la ciudad.

La maltrecha economía soviética y la floreciente Berlín occidental hicieron que hasta el año 1961 casi 3 millones de personas dejaran atrás la Alemania Oriental para adentrarse en el capitalismo. La RDA comenzó a darse cuenta de la pérdida de población que sufría y, la noche del 12 de agosto de 1961, decidió levantar un muro provisional. El Muro de Berlín acabó por convertirse en una pared de hormigón de entre 3,5 y 4 metros de altura, con un interior formado por cables de acero para aumentar su resistencia. En la parte superior colocaron una superficie semiesférica para que nadie pudiera agarrarse a ella. Acompañando al muro, se creó la llamada “franja de la muerte”, formada por un foso, una alambrada, una carretera por la que circulaban constantemente vehículos militares, sistemas de alarma, armas automáticas, torres de vigilancia y patrullas acompañadas por perros las 24 horas del día. Tratar de escapar era similar a jugar a la ruleta rusa con el depósito cargado de balas. Aun así, fueron muchos los que lo intentaron.

La caída del muro vino motivada por la apertura de fronteras entre Austria y Hungría en mayo de 1989, ya que cada vez más alemanes viajaban a Hungría para pedir asilo en las distintas embajadas de la República Federal Alemana. Este hecho, motivó enormes manifestaciones en Alexanderplatz que llevaron a que, el 9 de noviembre de 1989 el gobierno de la RDA afirmara que el paso hacia el oeste estaba permitido. Ese mismo día, miles de personas se agolparon en los puntos de control para poder cruzar al otro lado y nadie pudo detenerlos, de forma que se produjo un éxodo masivo. Al día siguiente, se abrieron las primeras brechas en el muro y comenzó la cuenta atrás para el final de sus días. Una vez liberados, familias y amigos pudieron volver a verse después de 28 años de separación forzosa.

Fuente: Www.disfrutaberlin.com/muro-berlin

Anuncios

¿Qué nos dicen las estrellas?

20140116-114838.jpg

¿Sabías que las estrellas son de colores?
El color de las estrellas depende de su temperatura:
Las más calientes brillan con un color blanco verdoso y azul.
Las templadas brillan en amarillo.
Las más frías brillan en rojo.

¿Y cómo se forman las estrellas?
Para que nazca una estrella hacen falta tres ingredientes: hidrógeno, gravedad y tiempo.
En el espacio hay enormes nubes de gases que llamamos nebulosas. En ocasiones, fenómenos como supernovas u ondas de choque alteran la estabilidad de estas nubes haciendo que comiencen a colapsarse sobre sí mismas. La nube se contrae y va aumentando su velocidad de rotación. Con tiempo (mucho… mucho… tanto como de 0,1 a 1 millón de años), la masa es tal que la presión que existe en el núcleo hace que la temperatura aumente hasta desencadenar una reacción nuclear de fusión y la estrella, entonces, se enciende, dando lugar, a su vez, a ondas de choque que probablemente desencadenarán el nacimiento de otras estrellas.

¿De qué están compuestas?
Fundamentalmente de hidrógeno. Pero también hay otros materiales que podemos encontrar en ellas, como el helio.
Las estrellas de segunda y tercera generación también pueden contener otros elementos procedentes de las nebulosas en que se gestan.
El instrumento con el que se comprueba la composición de las estrellas es el espectroscopio, que mide las líneas en que se convierten las radiaciones de luz emitidas.

¿Cuánto tiempo viven?
Depende del tamaño, de la cantidad de combustible que tengan y de la velocidad a la que lo estén consumiendo.
Una gigante azul tiene mucho hidrógeno para fusionar, pero lo fusiona tan rápidamente que apenas vivirá unos pocos millones de años. Sin embargo, una estrella como nuestro sol, que ya lleva ardiendo 4.500 millones de años, tiene otros tantos por delante, antes de convertirse en una gigante roja.

5 cosas más que no sabías de las estrellas:
-Las estrellas son blancas. El sol es la única estrella amarilla, el resto son blancas, azules y rojas según sea su temperatura.
– Las estrellas comen planetas. Es cierto y suele suceder con aquellos planetas que orbitan de manera cercana a estas.
– La estrella más cercana al sistema solar. Su nombre es próxima centauri y se estima que se encuentra a unos 40.000.000.000.000 kilómetros.
– Las estrellas tienen que ver con que el día tenga 24 horas. Las observaciones de los egipcios los llevaron establecer esto en base a las estrellas que aparecían luego de la puesta del sol.
– Las estrellas fugaces no son estrellas. En realidad se trata de meteoros que se mueven demasiado rápido y que golpean la atmósfera de la tierra.

Fuentes:
http://unadocenade.com/una-docena-de-cosas-que-hay-que-saber-sobre-las-estrellas/
http://listadecuriosidades.com/seis-cosas-que-no-sabias-sobre-las-estrellas/

VIAJAR (Gabriel García Márquez)

“Viajar es marcharse de casa,
es dejar los amigos
es intentar volar;
volar conociendo otras ramas
recorriendo caminos
es intentar cambiar.

Viajar es vestirse de loco
es decir “no me importa”
es querer regresar.
Regresar valorando lo poco
saboreando una copa,
es desear empezar.

Viajar en sentirse poeta,
escribir una carta,
es querer abrazar.
Abrazar al llegar a una puerta
añorando la calma
es dejarse besar.

Viajar es volverse mundano
es conocer otra gente
es volver a empezar.
Empezar extendiendo la mano,
aprendiendo del fuerte,
es sentir soledad.

Viajar es marcharse de casa,
es vestirse de loco
diciendo todo y nada en una postal.
Es dormir en otra cama,
sentir que el tiempo es corto,
viajar es regresar”

20140103-115005.jpg

¿POR QUÉ TOMAMOS UVAS EN NOCHEVIEJA?

20131231-223132.jpg

Ahora que estamos a pocas horas de empezar un nuevo año, la mayoría de las familias brindaremos con 12 uvas mientras escuchamos las 12 campanadas, pero ¿de dónde viene esta tradición? Veamos diferentes explicaciones:

Una dice que todo comenzó en 1882. En esa época la clase burguesa solía beber champán y comer uvas durante la cena de Nochevieja.

Un grupo de madrileños decidieron ironizar esta tradición acudiendo a la Puerta del Sol para comer uvas acompañados del sonido de las campanadas.

Otra teoría remonta la tradición a 1909. Ese año hubo muy buena cosecha de uva, y los productores decidieron dar más salida al producto vendiéndola como “uvas de la suerte”.

A lo largo de los años la tradición se ha ido puliendo. Hoy día mucha gente dice que las uvas simbolizan la abundancia y cada vez que se come una hay que pedir un deseo. En total 12 deseos.

Más tradiciones de Nochevieja

Existen diversos ritos y tradiciones para recibir el año nuevo con buen pie. Muchos se marcamos nuevos objetivos y otros quieren que sus deseos se cumplan en el año venidero.

• Atraer la buena suerte: Llevar ropa interior roja. Se cree que esta costumbre viene de China y Vietnam. En esto países se llevar ropa interior roja o amarilla atrae a la buena energía.

• Prosperidad económica: Llevar dinero en el zapato o bien lavarse las manos con cava y azúcar.

• Si uno de tus objetivos es viajar más: sacar las maletas y dejarlas fuera frente a la puerta de casa.

• Para conseguir amor: Encender velas blancas, rojas y verdes y dejarlas encendidas hasta que se consuman.

Fuente: http://nationalgeographic.es/viaje-y-culturas/culturas-y-civilizaciones/por-que-tomamos-uvas-nochevieja

¿STONEHENGE?

Stonehenge

Stonehenge

Lugar Patrimonio de la Humanidad

Stonehenge es uno de los monumentos prehistóricos más importantes del mundo, por eso es Patrimonio de la Humanidad. El famoso círculo de piedra tiene más de 5.000 años y su función todavía es polémica. Stonehenge se alza sobre un montículo en la meseta de la campiña de Wiltshire, cerca de Salisbury. Si vas por carretera, verás cómo los monolitos aparecen de repente en la distancia. Es imposible no sentir admiración y algo de miedo en su presencia. Seguro que te impresiona el tamaño de las piedras aunque las hayas visto en foto miles de veces.

Stonehenge está formado por 2 círculos de piedra concéntricos rodeados por una profunda zanja. Se cree que se construyó a lo largo de 1.600 años. Las piedras no son todas iguales: hay feldespatos, arenisca silificada y piedra arenisca galesa, que han viajado más de 380 km para llegar a Wiltshire. Las rocas más pesadas superan las50 toneladas – ¡habrían hecho falta 600 hombres para mover una!

Todavía no se sabe para qué fue construido Stonehenge. Algunos dicen que era un templo, otros opinan que era un observatorio astronómico o un calendario prehistórico por cómo está alineado con el sol y la luna. Hay muchas teorías pero ninguna parece resolver el misterio. Stonehenge ha sobrevivido en pie milenios y cuando lo visites sentirás que hay algo sagrado entre los círculos de piedra.

Fuente: http://www.visitbritain.com/es/Stonehenge/

¿Cómo se produce la aurora boreal?

Northern Lights

Existen pocos espectáculos de la naturaleza más bellos que la aurora boreal, un despliegue etéreo de colores resplandecientes que producen las luces nórdicas.

A menudo, la aurora boreal aparece en forma de una cortina de luz, pero también puede aparecer con forma de arcos o espirales, siguiendo las líneas del campo magnético de la Tierra. La mayoría es de color verde, pero a veces se observa un poco de rosa. Los despliegues intensos podrían también ser de color rojo, violeta o blanco. Las luces se ven típicamente en el lejano norte, en las naciones que bordean el océano Ártico. Y, por supuesto, las luces tienen su contraparte en las regiones del Polo Sur de la Tierra.

En el pasado, los inuit, habitantes de la región ártica de Groenlandia y América, creían que los espíritus de sus ancestros podían vislumbrarse bailando en estas luces parpadeantes. En la mitología nórdica, la aurora era un puente de fuego construido por los dioses y que conducía al cielo .

Augusto Carballido, astrofísico en la Universidad de Texas en Austin, nos explicó que la aurora se produce debido al sol.

Augusto Carballido: El sol es un sistema muy complejo. Es una bola de gas muy caliente. Y la manera exacta como funciona esta bola de gas no se entiende todavía muy bien. Pero sabemos que suceden algunos procesos que hacen que el comportamiento del gas del sol, sobre todo en las afueras del sol, provoquen estos fenómenos físicos.

La aurora boreal ocurre gracias a tormentas en el sol. Crédito de la imagen: NASA

Nuestro sol se encuentra a 93 millones de millas. Pero sus efectos se extienden mucho más allá de la superficie visible. Las grandes tormentas solares envían ráfagas de partículas solares cargadas, las cuales pasan a toda velocidad a través del espacio. Cuando la Tierra se encuentra en la trayectoria de la corriente de la partícula, el campo magnético de nuestro planeta y nuestra atmósfera reaccionan.

Al chocar con los átomos y las moléculas de la atmósfera de la Tierra, las partículas solares cargadas excitan estos átomos, ocasionando que se enciendan.

Augusto Carballido: Cuando las partículas del sol golpean la atmósfera estas partículas energéticas provenientes del sol van a chocar contra las moléculas de aire que componen a la atmósfera y las moléculas van a excitarse; y esto va a producir que generen luz: luz de cierta frecuencia, de cierto color y esto es lo que vemos como las auroras.

Fuente: http://espanol.earthsky.org/la-tierra/como-se-produce-la-aurora-boreal